¿Cuáles son las diferencias entre crowdlending y crowdfunding?

invertir   |   0 Comentarios

Índice de contenido [MOSTRAR]

Los conceptos de crowdfunding y crowdlending empiezan a coger fuerza y profesionalizarse a principios del siglo XXI, sobre todos en los países anglosajones, aunque este tipo de iniciativas han existido a lo largo de la historia y nos han proporcionado ejemplos tan originales como exitosos  

¿Qué significa crowdlending y crowdfunding?

Aunque ambos términos tengan una operativa muy similar, las diferencias entre crowdlending y crowdfunding estriba básicamente en la finalidad que buscan los participantes y el retorno esperado por su inversión. En ambos casos, son un grupo de personas -crowd- se reúnen en torno a una idea o propósito, aportando capital para materializar el proyecto. Si hablamos de “crowdfunding”, nos referimos a un grupo de personas que con su contribución al proyecto se convierten en inversores del mismo, adquiriendo una participación empresarial proporcional a su inversión. Y dentro de esta modalidad, también conocida como “crowdequity”, existen posibilidades distintas para obtener el retorno esperado como pueda ser un porcentaje de la facturación o de los beneficios netos de la empresa.


En el “crowdlending”,  el inversor presta su dinero para posteriormente recuperarlo con unos intereses pactados. Y si lo pensamos objetivamente tienen mucho sentido, porque se logra poner en contacto directamente a prestatarios y prestamistas, eliminando el ente central que suele representar una entidad bancaria. Si el banco nos cobra un 10% por el préstamo concedido, que realiza con tu dinero, y a ti te da un 2% por el depósito que realizas, ¿no tiene más sentido que lleguemos a un acuerdo entre nosotros prescindiendo del banco y lograr mejores condiciones económicas para los dos? Si acordamos un préstamo al 6%, yo podré financiarme de forma más barata y tú lograrás un mayor retorno, dejando tu dinero en el banco.

¿Cómo invertir en crowdlending y crowdfunding?

Internet ha popularizado extraordinariamente la industria del crowdlending y crowdfunding, al extremo que crece año a año a ritmo de doble dígito. Posibilitando que cualquier persona en el mundo pueda convertirse en un inversor de ambas modalidades desde la comodidad de su hogar y, por otro lado, otorga a los emprendedores nuevas formas de financiación más allá de los canales habituales.

Actualmente, existen numerosas plataformas que ponen en contacto a unos y otros y la industria se profesionaliza al extremo de poder contar con plataformas especializadas exclusivamente en nichos muy concretos del mercado, como proyectos relacionados con la medicina, oportunidades inmobiliarias, préstamos a desbancarizados en países del tercer mundo. Cualquier proyecto, de cualquier ámbito, que necesite de financiación es susceptible de encontrarla a través de las las modalidades de crowdlending y crowdfunding.

¿Cómo funciona un crowdfunding/crowdlending solidario o social?

Podemos ver un antecedente en las donaciones puntuales dirigidas a apoyar causas benéficas. Acciones estas, que han existido desde hace siglos y que congregaban a un grupo de personas, unidas por un mismo propósito, para realizar pequeñas contribuciones, a fondo perdido, destinadas a la consecución de un fin. La mera satisfacción de lograr el objetivo es suficiente pago para los donantes que no esperaban tampoco ningún retorno por su acción. 

Sin embargo, el concepto de empresa social ha impulsado una nueva modalidad que está irrumpiendo con fuerza en los últimos años. Una empresa social no deja de ser una empresa al uso, que se diferencia de las organizaciones del tercer sector, porque tienen un declarado ánimo de lucro. Sin embargo, a diferencia de las empresas tradicionales, están enfocadas a resolver un problema social a nivel global, conjugando en un mismo proyecto la posibilidad de ser rentables y sostenibles, al tiempo que pretenden generan un impacto social, económico o medioambiental en el planeta. También pueden ser identificadas como empresas de triple balance. Una opción que cada día gana más adeptos porque concita en un mismo proyecto la satisfacción personal de contribuir altruistamente a una causa noble con obtener un retorno económico por nuestra colaboración. 

En este sentido, el mundo de la inversión de impacto, que está creciendo extraordinariamente en los últimos años, apuesta por este tipo de iniciativas o proyectos, creándose una extensa red de fondos de inversión, procesos de aceleración, premios que reconozcan el impacto y empresas sociales funcionales y operativas. 

¿Qué es un crowdfunding de recompensa o de inversión?

Una posterior evolución de las donaciones la podemos encontrar en el crowdfunding conocido como de “mecenazgo”. Por la contribución realizada, el mecenas recibe un incentivo o recompensa de los promotores.  Estos proyectos suelen tener muy complicado recurrir a la financiación tradicional y están muy ligados a iniciativas artísticas. Por su contribución, los mecenas recibirán de los promotores uno o más productos -en función de su aporte-, servicios asociados a futuro proyecto o incluso distintas experiencias personales, que no resultan fáciles de cuantificar pero que ejercen de enorme incentivo para los interesados.

Tipos de crowdfunding y crowdlending. 

Atendiendo a lo escrito con anterioridad podríamos recoger las siguientes modalidades.

  • Crowdfunding de donación, ligado al altruismo, donde el grupo de donantes no espera retorno alguno por su inversión
  • Crowdfunding de mecenazgo donde se recompensa a los donantes con algún detalle que si bien no tiene casi valor económico, sí que puede tenerlo emocional.
  • Equity Crowdfunding, donde los que aportan capital, reciben una participación de la propiedad del proyecto o la promesa de rendimientos en forma de un porcentaje de los beneficios o la facturación.
  • Crowdlending, una forma de inversión que espera recibir retornos en forma de los intereses estipulados por el préstamo concedido al proyecto. 

¿Vas a convertirte en un inversionista ?

Topics: invertir

Comentarios